Moda Sostenible de Calaveras

0

Carrito

No hay productos en el carrito.

Alexander McQueen y las Calaveras

blog-calaveras-alexander-mcqueen-y-las-calaveras

Alexander McQueen nos dejó en el año 2010, pero sus famosas calaveras siguen estando omnipresentes en el mundo de la moda. McQueen lo convirtió en un emblema de rebeldía para su marca dentro del elitista mundo de la moda de principios del siglo XXI, Y muchas otras marcas, entre ellas SkullsLover hemos recogido su testigo, las calaveras.

Índice de contenidos del artículo

Biografía de Alexander McQueen

Lee Alexander McQueen nació el 17 de Marzo de 1969 en el East End de Londres. Fue el menor de seis hermanos, tres chicas y tres chicos, hijos de un taxista y una profesora de genealogía. Desde muy pequeño tenía claro que su pasión era la moda, con apenas doce años se pasaba el tiempo leyendo revistas y libros de moda, y dibujando vestidos.

Dejó sus estudios en el año 1985, con tan solo 16 años para comenzar a trabajar de lo que le apasionaba, la moda. Entró a trabajar como aprendiz en una de las sastrerías más importantes de Londres  “Savile Row”, junto a dos maestros del patronaje, Anderson y Sheppard. Posteriormente, estuvo de becario en Angels and Bermans, donde aprendió todo sobre el vestuario para teatro.

En 1989 se convirtió en asistente del diseñador Koji Tatsuno, y un año después se marchó a Milán sin un duro en el bolsillo, para aprender de los grandes. Allí paso un año trabajando a las órdenes del diseñador italiano Romeo Gigli, un año que Alexander McQueen calificó de “brillante” y donde supo que quería ser un gran diseñador dentro del mundo de la moda. 

De vuelta en Londres, se matriculó en la prestigiosa escuela St. Martins College of Art & Design, para realizar un postgrado de moda, del que se graduaría en el año 1992, con una colección basada en la figura del asesino en serie de principios del siglo XX, Jack el Destripador. En la presentación de esta colección, y tras ver el desfile, la editora de la revista Vogue UK, Isabella Blow, se decidió a comprar la colección completa de Lee Alexander, lo que supuso el espaldarazo definitivo para la carrera del genial diseñador británico. Poco después lanzaría su propia marca bajo el nombre de Alexander McQueen.

La estilista Isabella Blow se convertirá en su mentora, y junto a su madre Joyce, será una de las mujeres más importantes en la vida del diseñador.

El estilo de Alexander McQueen

Alexander McQueen es reconocido y considerado genio y leyenda de la moda, aunque muchos lo consideran un artista más que un diseñador de moda. Su estilo único e inimitable, se caracterizaba por ser una combinación entre lo salvaje y lo gótico, creando prendas impactantes e imponentes, con cortes agresivos y angulares y un estilo extravagante y fantástico, acompañado de un profundo lirismo donde resaltaba la feminidad.

Creativo, original, extravagante, rebelde, provocador, transgresor o maestro de lo fantástico son algunos de los muchos adjetivos que podrían definir el estilo de Alexander McQueen. Diseños imposibles inspirados en cuentos de hadas, colecciones góticas y oscuras, zapatos futuristas, siluetas imposibles, hombros exagerados y un universo de color e irreverencias refritas.

Alexander  McQueen siempre será recordado por ser el genio de la moda más transgresora, y nos sigue sorprendiendo la forma en la que canalizó el tormento que siempre sufrió, para convertirlo en colecciones de moda maravillosas y surrealistas.

blog-calaveras-alexander-mcqueen-y-calavera

Alexander McQueen, el chico malo de la moda

Alexander McQueen se forjo como persona y profesional en el Londres de los años 90, junto a otros artistas tan viscerales como Tracy Emin «enfant terrible» del arte contemporáneo británico. 

Durante estos años McQueen alimentó numerosas polémicas y fue considerado el “hooligan” de la moda. Más tarde Alexander McQueen revolucionó los salones parisinos con sus tortuosas fantasías góticas cuando trabajaba para la casa Givenchy, mientras invertía el dinero que ganaba en París para lanzar su marca en Londres.

Junto a su compatriota John Galliano, Alexander McQueen modernizó un lenguaje de la moda, que estaba varado en tiempos pretéritos. Estos dos jóvenes británicos, marginales, fiesteros, polémicos, transgresores y excesivos, conquistaron el corazón de la meca de la moda. Ambos diseñadores fueron declarados “enfant terrible” de la moda en la época.

McQueen padeció una enorme presión profesional desde su llegada a la casa Givenchy en 1996, las paranoias, la inseguridad o la deslealtad que mostró hacia algunos de sus íntimos colaboradores como el español Sebastián Pons o el de su mentora y descubridora Isabella Blow, ilustran los preámbulos de la combustión final del diseñador.

blog-calaveras-alexander-mcqueen-panuelo-de-calaveras

Las Calaveras y Alexander McQueen

Corría el año 2003, y Alexander McQueen presentaba su colección Primavera-Verano llamada “Irere”, aquí aparecieron por primera vez sus famosos “Skull Scarf”, sus a la postre icónicos e increíbles, pañuelos de seda con calaveras.

Estos maravillosos accesorios no tardaron en convertirse en objeto de deseo para cualquier fashionista de la época,  por lo tanto, se convirtió en el objeto más copiado por las más conocidas cadenas de moda Low-cost y por otros diseñadores de alta costura en los posteriores años a su lanzamiento. Las calaveras habían entrado por la puerta grande al olimpo de la moda más chic y sofisticada.

Si este contenido te ha resultado de valor, compártelo para ayudar a otras personas.

SkullsLover®
SkullsLover®

Tienda Online de Ropa Sostenible, Moda de Estilo Rebelde con Calaveras para Mujer, Hombre y Niños.